La fiesta de cumpleaños

Hoy es un día muy especial para Sara. ¡Es su cumpleaños!  ¿Tú cómo te sientes cuando se acerca tu cumpleaños? Sara, en su cuaderno, ha estado anotando un montón de cosas que quiere hacer durante este día… ¿Qué puede haber escrito? ¿Qué escribirías tú?

El caso es que Sara está realmente ilusionada y quiere que este día de cumpleaños sea fantástico y pueda disfrutarlo al máximo con su hermano Pedro y con el resto de sus amigos… Lo que no sabe es que va a enfrentarse a una situación algo dificil…

 

Sara tenía un hermano, Pedro, con quien se llevaba muy, muy bien. Pedro tenía un año menos que Sara. Siempre jugaban juntos e iban a todas partes el uno con el otro. 🔵 

Los días de antes del cumpleaños, los padres de Sara comenzaron a preparar la gran fiesta. Por las tardes iban todos juntos a comprar algo de comer, algo de beber, una piñata, etc. El día de antes, vaciaron de muebles el salón y dejaron todo listo para que, al salir del Colegio, llegaran a casa todos los amigos de Sara. Sus tíos también habían ido a ayudarles a colocarlo todo y los primos de Sara y Pedro participaban también preparando invitaciones, carteles de cumpleaños….

Pedro, poco a poco, comenzó a notar que se sentía algo mal 🔵. Sentía que todo el mundo estaba haciéndole mucho caso a Sara y nadie tenía una palabra para él, ni un detalle con él 🔵. ¿Qué es lo que estaba sintiendo Pedro?🔴.

 El día de antes llegaba a su fin. Después de cenar todo el mundo estaba hablando del cumpleaños y Pedro se sentía cada vez peor. Se fue a la cama el primero sin que sus padres se lo dijeran, aunque tardó mucho tiempo en dormirse  🔵 🔴.

Finalmente, se quedó dormido. A la mañana siguiente, al despertar 🔵, Pedro estaba muerto de sueño, y escuchó que sus padres ya estaban despiertos. Su madre se acercó a decirle: “¡Corre Pedro, despiértate que hay que ir a felicitar a Sara que es su cumpleaños!” 🔵. A Pedro no le hizo ninguna gracia tener que ir a fecilitarla, así que se quedó en su cuarto mientras escuchaba cómo sus padres iban hacia el cuarto de Sara. 🔵 🔴. 

Sara estaba muy contenta 🔴, pero de pronto preguntó…🔵 “¿Y Pedro… dónde está?” Su madre le dijo: “Seguro que está dormido”. Pero no era así. Pedro estaba totalmente despierto escuchando todo detrás de la puerta. 🔴

Llegó el primer regalo para Sara. Su padre llevaba una caja enorme envuelta en papel de regalo con un lazo rosa muy, muy grande 🔵 🔴. La madre fue a buscarle  a su cuarto para que le llevara también su regalo, pero a Pedro no le apetecía nada dárselo. ¡Él también quería regalos! Entonces, 🔵 Pedro cogió el regalo de Sara y se lo llevó a su cuarto, aunque Sara se dio cuenta de que Pedro lo estaba haciendo sin ganas y comenzó a darse cuenta de que algo no iba muy bien. 🔴

Bajaron todos juntos a desayunar y había mucha alegría y muchas ganas de que llegara la fiesta de la tarde, bueno, todos estaban muy contentos menos uno: Pedro. 🔴

Sara no entendía muy bien qué le podría pasar, pero no quería verle así, por eso le preguntaba, “Pedro, ¿te pasa algo? ¿no tienes ganas de la fiesta?”. 🔵

Pedro no contaba nada de cómo se sentía. Sólo se limitaba a decir cosas buenas, pero su cara y la forma en la que hablaba decían todo lo contrario. 🔵

Después de desayunar se fueron al Colegio. Allí, Pedro, se olvidó por completo del cumpleaños de Sara y pasó un gran día con sus amigos. Sara, sin embargo, no dejaba de pensar qué le podría estar sucediendo a Pedro y no disfrutó mucho del día de su cumpleaños, aunque en clase le cantaran canciones por su cumpleaños y le hicieran diferentes regalos. 

Al acabar el Colegio, todos los amigos de la clase de Sara y muchos de la clase de Pedro, fueron hacia la puerta a esperar al autobús que les llevaría a la gran fiesta de cumpleaños. Pedro volvió a sentirse raro nuevamente 🔵 . En el camino a casa dejó de pasarlo bien, y estaba serio y se sentía como enfadado, pero no sabía muy bien por qué 🔴.  

En la fiesta todos se lo estaban pasando en grande, menos Pedro, que cada vez se sentía peor. De pronto, algo dentro de él le hizo encontrarse muy mal y llegar a tener ganas de llorar sin motivo alguno 🔴 🔵. Pedro se fue corriendo del salón donde estaba Sara con todos los amigos de los dos, pasándolo genial, recibiendo regalos sin parar y con sus padres, sus tíos, sus primos y varios vecinos 🔵.  

Pedro se encerró en su cuarto. Estaba realmente enfadado 🔴 🔵.  El problema que tenía Pedro es que no sabía qué le estaba sucediendo y eso hacía que se enfadara mucho más, ya que no entendía nada de lo que estaba pasando 🔴

De pronto, la madre, que estaba en la fiesta, paró la música y dijo: “vamos a traer la tarta”. Pero Sara 🔵 dijo que no, que tenían que esperar a que llegara Pedro, porque quería soplar las velas con él. 

Nadie sabía dónde estaba Pedro, por lo que Sara fue a su cuarto a ver si lo encontraba, y efectivamente, ahí se encontró a Pedro muy enfadado. Sara intentó calmarle y explicarle que no sabía qué le estaba pasando y no comprendía por qué estaba tan enfadado y se había ido de la fiesta. Pedro al principio no le hacía mucho caso, pero terminó diciendo: 🔵 “¡Yo también quiero que me hagan caso!”🔴. Sara se acercó más a él y le dijo🔵: “Pedro, no estés así. Si quieres te regalo todos los regalos que me han hecho a mí, pero quiero que estés contento y bajes a la fiesta a pasarlo bien con nosotros”. Entonces Pedro 🔵se dio cuenta de que Sara le quería, y de que había actuado mal, ya que ese día Sara era la protagonista y él también tendría que haberle hecho sentir bien.  

Finalmente le pidió perdón por haberse comportado de esa manera y bajaron juntos a disfrutar de la fiesta y soplar las velas…. 

Deja un comentario